Heladeria - Häagen Dazs

Ir abajo

Heladeria - Häagen Dazs

Mensaje por Kaito. el Mar Sep 22, 2009 6:29 am

No había mucha gente, supongo que se debía más que nada por la hora y posiblemente también la lluvia. Adoro esta heladería, venden mi marca favorita, Häagen Dazs!.
“Quiero que me esperes aquí afuera, si me obedeces te daré un helado. Espera…los perros pueden comer helado O.o? ….mmm parecés de estomago fuerte ^^ así que no creo que haya de que preocuparse.” El can me hizo caso y se quedó afuera, mirándome a través de las puertas de vidrio, mientras yo ingresaba en lo que podía ser mi segundo hogar (el tercero en realidad si tomamos en cuenta el escenario).
Ya me conocían allí, era usual que pasase día por medio, si no es todos los días. La vendedora se me acercó y me saludo. “Lo de siempre, Kaito?”. “No, hoy necesito un especial de chocolate con almendras, mas chocolate suizo, mas chocolate amargo”. “Vaya, si yo comiera eso estaría muy deprimida”. Supongo que ella no noto mi estado, o quizás es que había mejorado; ya tenía decidido no darle importancia a nada, por lo menos ahora mismo.
Me entregó el helado, el cual comí casi de inmediato (. “Sabes, dame un pote con algo de…”. Miré unos segundos al perro, me preguntaba si… “…con algo de Americana y Chocolate suizo”. “Tienes mucha hambre hoy”. “Jajaja, no es para mí, es para mi amigo”. Expliqué señalando al husky. “Ah! Que bonito! Y le gusta el helado?” “Eso creo, pero vamos a descubrirlo”. Tomé el pote para mi fiel perro-lobo y luego le pagué a la chica. “Muchas gracias, nos vemos”. Le guié el ojo, como solía hacerlo siempre.
Ni bien salí, le di el pote de americana y chocolate suizo al can. Observé como devoraba el helado con una notable felicidad. “Vaya, mi intuición fue la correcta. Quizás te pareces más de lo que yo creo”. Me acomodé en el borde de la pared y comí mi helado con tranquilidad, necesitaba un buen antidepresivo. La noche estaba bastante silenciosa, las únicas personas que había eran estudiantes que volvían tarde a sus casas y parejas de enamorados, comiendo helado…que cursi…
Tú eres cursi también, Kaito”. “Otra vez tu? No puedes tomarte vacaciones y dejarme comer en paz?” Discutía conmigo mismo.
La lluvia estaba frenando un poco; era una lástima, pues adoraba que lloviese, me hacía sentir bien. De repente escuché un ruido al lado mio, como si alguien rasgase un material filoso contra la pared. Bajé mi mirada y me encontré con un pequeño gatito negro de ojos amarillos. “Hola o.o” El gato me respondió con un maullido. “Estas tu también solo?…y veo que mojado ô.o”. A mi lado, el lazarillo, quien había terminado su helado, se mostraba un tanto hostil. “Tranquilo, es solo un pequeño gatito, no le hagas nada”. Aunque creo que me entendió,, ya que se quedo quieto, no parecía agradarle del todo la idea. “Quieres un poco de helado?” pregunté ofreciéndole lo que quedaba del mío (nada despreciable, debo aclarar). El felino lo lamio con gusto y con una velocidad digna de alguien quien no ha comido en mucho tiempo. “Pobrecito o.o…sabes, creo que se dé alguien a quien le gustarías”. Miré detenidamente al animal. “Apostaría que eres gata”. Se acercó y comenzó a acariciase por entremedio de mis piernas. “Lo sabia ^^”. Le hice caricias cerca de su garganta, lo cual pareció gustarle, pues comenzó a ronronear.
Una vez que el helado se había terminado, agarré a la gata y la sostuve en mis brazos, para luego adentrarme nuevamente en la heladería. Hice tres órdenes más de tres potes distintos de medio kilo con diversos sabores. “Arigatô gozaimasu”. “Ahora tienes un gato también?” “Qué puedo decir? Me agradan los animales”.
Una vez fuera, coloqué a la pequeña gatita sobre mi cabeza. Al principio pareció costarle el mantenerse, pero luego que encontró su lugar, no tuvo mayores problemas. Me saque la bufanda y la envolví a su alrededor para que no sintiera frio y así también, se cubriese de la lluvia; estaba temblando bastante.
“Ven amigo, vamos, te llevaré a casa”. Dicho esto, con felino encima de mi cabeza, perro a la derecha y helado a la izquierda, me retiré rumbo a mi casa. “Espero que todos estén bien…” Pensé mientras todas las preocupaciones volvían a mí, evidentemente el efecto del helado no duró mucho.

***

Me voy al departamento vocaloid.
avatar
Kaito.

Masculino

Cantidad de envíos : 204
Reputación : 0
Edad : 30
Localización : Marvila's Blue Tree

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.